Twins Parts SAS - Productos, ofertas, noticias

Artículos

¿Cómo trabaja una lavadora de carga superior

hace 3 meses

Las lavadoras de ropa pueden ser aparentemente muy diferentes dependiendo de la marca y el modelo o referencia de las mismas, pero su funcionamiento sigue los mismos principios, incluso si es de diferente tipo como las de carga superior o carga frontal, domésticas o comerciales, digitales o mecánicas, automáticas o semiautomáticas.

Todas las lavadoras deben cumplir cinco etapas o ciclos de manera general que son:

  1. Llenado
  2. Agitación
  3. Drenado
  4. Enjuague
  5. Centrifugado

La mayor diferencia que se da en estos ciclos entre los dos tipos de lavadoras a saber, carga frontal y carga superior, es que en un ciclo de lavado, una lavadora de carga superior usa entre 30 y 70 litros de agua, mientras que una lavadora de carga frontal usa entre 19 y 27 litros de agua.

Ahora vamos a desglosar un poco estos ciclos ya que así nos puede ayudar a determinar algunos problemas o fallas que ocurren en estas.

 

Llenado:

La gran mayoría de lavadoras de ropa presentan dos líneas de entrada de agua, (dos mangueras), una de agua fría y otra de agua caliente, otras solo presentan agua fría ya sea porque no usan sino esta para lavar o porque usan dispositivos para calentarla.  En este ciclo se puede seleccionar la temperatura del agua que se usará en el ciclo entre fría, tibia o caliente; sin embargo, en algunas esta selección se hace de forma automática al igual que el nivel de llenado que puede ir de bajo, medio, alto y muy alto y que dependen de la carga de ropa a lavar.

Cuando se ha seleccionado, ya sea de manera manual o automática, la temperatura del agua y el nivel del mismo, en las lavadoras manuales se debe seleccionar el ciclo de lavado y darle inicio para que comience el ciclo de llenado, que comienza al ser energizada o energizadas las electroválvulas de ingreso de agua, una resistencia o un calentador a gas y por tanto actúan dos dispositivos de control principalmente para determinar la temperatura del agua y apagar el dispositivo de calefacción y un dispositivo para determinar si se ha alcanzado el nivel del agua y apagar las electroválvulas que dan el ingreso al agua.

En este ciclo pueden ocurrir los siguientes problemas:

  1. Ingresa poca agua o no ingresa nada de agua.
  2. Se rebosa el agua, no para de ingresar agua.
  3. No alcanza el nivel de agua esperado.

El primer problema puede suceder porque no hay suficiente presión en la tubería que lleva el agua a la lavadora (entre 20 y 120PSI) o la válvula tiene sus filtros tapados u obstruidos, en este último caso, se deben retirar con unas pinzas y lavarlos o bien reemplazarlos (mira nuestras referencias FM-VALV1 y FM-VALV2), también puede ocurrir que las mangueras de ingreso estén dobladas (estranguladas) y no permitan el paso de agua, en este caso solo basta con desdoblarlas, si por el contrario, estas se encuentran obstruidas y no permiten el paso de agua se deben reemplazar (mira nuestras referencias LAVSAM22, LAVSAM23, LAVSAM25, LAVCTL05), otro elemento que puede ocasionar este problema es el sensor de nivel o presostato, el control, timer o tarjeta electrónica, selector y sensor de temperatura y el cableado.  Si no ha podido solucionar este problema solicite servicio técnico especializado.

El segundo y tercer problema puede suceder por una falla en el sensor de presión, de nivel o  presostato en cuyo caso se debe reemplazar y este varía según el modelo y marca de su lavadora de ropas.

 

Agitación:

Cuando el ciclo de llenado finaliza, el sensor de nivel permitirá al control apagar las válvulas y energizar el motor que hará mover la transmisión acoplado directamente (Direct Drive) a la misma o a través de una correa o banda, esto hará que la transmisión mueva el agitador hacia una lado y hacia el otro para iniciar el lavado de la ropa y permitir que el detergente ingrese a las fibras de las prendas y junto con la acción del agua retirar las partículas de suciedad.  Cuando este ciclo termina el control apagará el motor y energizará la bomba de desagüe para iniciar el siguiente ciclo

En este ciclo pueden ocurrir los siguientes problemas:

  1. La lavadora no agita o no lava
  2. Enreda la ropa
  3. Presenta ruido
  4. No bloquea la tapa

El primer problema puede presentarse porque el interruptor de la puerta ha fallado y debe ser reemplazado, porque el acople del agitador está rodado, la transmisión está estropeada, el motor está quemado, el capacitor del motor está abierto o en corto. 

Si usted escucha al motor moverse, entonces puede que la correa está rota o el acople entre motor y transmisión está roto.

El segundo problema lo puede ocasionar el desgastes de las uñas de agitación, del kit de agitación.  Un desgaste en la banda de freno en el clutch o embrague y también un problema en la transmisión que puede hacer que el disco o plato agitador solo se mueva en un solo sentido.

El tercer problema puede deberse a objetos que se alojaron en la canasta de la lavadora (el tanque que presenta los agujeros) o se ha desajustado o estropeado la transmisión.

El cuarto problema se debe a un fallo en el interruptor de la tapa y debe ser reemplazado

Si no ha podido solucionar estos problema solicite servicio técnico especializado.

 

Drenado:

El ciclo de drenado comienza con la activación de la bomba de desagüe, la que se encargará de eliminar el agua jabonosa del tanque.  En algunos modelos, este ciclo finaliza al vaciar por completo el agua, luego inicia el ciclo de enjuague sin hacer un centrifugado.  En la mayoría de lavadoras de ropa, luego de que el sensor de nivel o presostato detecta que el agua ha sido retirada, el control procede a energizar el drive de escurrido (es un motor con piñones reductores y una guaya) para accionar el embrague o clutch de la transmisión y así liberar la canasta y posteriormente energiza el motor para hacer un corto centrifugado, donde se eliminar el agua jabonosa de las prendas.

En lavadoras con bomba mecánica, la activación de la bomba la hace el motor al girar en el sentido contrario al lavado, y con un sistema de neutro, retrasa el inicio del centrifugado para que se haga con el tanque semivacío de agua.

En este ciclo pueden ocurrir los siguientes problemas:

  1. La bomba no se activa
  2. La bomba se activa pero no bota el agua o la bota muy lento
  3. Presenta ruido
  4. No bloquea la tapa

El primer problema puede presentarse porque el interruptor de la puerta ha fallado y debe ser reemplazado, también puede deberse a un problema la bomba, la que se ha quedado en corto o tiene sus bobinas abiertas en el caso de las eléctricas o se ha bloqueado el impeler de la bomba mecánica. 

El segundo problema puede ocurrir debido a que el aspa o impeler de la bomba se ha desprendido y por esto se activa pero no bota el agua o la bota muy lentamente, también puede que este esté bloqueado por objetos extraños como monedas, ganchos de ropa o de cabello, varillas de brasier, etc.

El tercer problema puede deberse a objetos que se alojaron en la canasta de la lavadora (el tanque que presenta los agujeros) o se ha desajustado o estropeado la transmisión.

El cuarto problema se debe a un fallo en el interruptor de la tapa y debe ser reemplazado

Si no ha podido solucionar estos problema solicite servicio técnico especializado.

 

Enjuague:

Luego de que el agua ha sido retirada, comienza un nuevo ciclo, el ciclo de enjuague, este se encarga de eliminar totalmente los restos de jabón en la ropa, por esta razón el agua de este ciclo es reciclada en muchas ocasiones y usada para llenar manualmente la lavadora en un nuevo ciclo de agitación, para lavar patios, regar las plantas, en los servicios sanitarios etc.  Este ciclo en la mayoría de las lavadoras de ropa es similar al de llenado y agitación anteriores, ya que consiste en llenar nuevamente con agua el tanque e iniciar nuevamente la agitación, esta vez en un tiempo mas corto que el de agitación.  En otras lavadoras de ropa, solo se hace el llenado e inmediatamente se inicia el drenado del agua sin hacer la agitación.

Los posibles fallos que pueden ocurrir en este ciclo son los mismos de los anteriores, sin embargo hay uno que puede hacer que este ciclo no comience y es la selección de la temperatura del agua, por lo general cuando se tienen opciones en algunas lavadoras de ropa como la de la marca Whirlpool que permite seleccionar la temperatura del ciclo de agitación y la de enjuague, por tanto si se eligió la opción CALIENTE para este segundo ciclo y la válvula correspondiente a esta entrada está cerrada o no está conectada, el ciclo no comenzará, en este caso se debe seleccionar otra temperatura o usar una “Ye” como la que tenemos bajo la referencia LAVGEN05 para conectar las dos entradas de su lavadora de ropas a una sola toma de agua y así prevenir que esto vuelva a suceder.

Si no ha podido solucionar estos problema solicite servicio técnico especializado.

 

Centrifugado:

El último ciclo de su lavadora de ropas, este es el encargado de eliminar el agua que queda en las prendas y facilitar su secado o planchado.  En este el agua es drenada por completo, de forma similar a como se realizó en el ciclo anterior de DRENADO, luego de que el agua ha sido retirada por la bomba de desagüe, el sensor de nivel o presostato envía una señal al control quien se encarga de energizar el driver de escurrido o drenado o motor drain que acciona el embrague o clutch y libera la canasta (la tina que tiene los agujeros) luego energiza el motor para comenzar a drenar a través de un fenómeno llamado centrifugado.  En la mayoría de las lavadoras de ropa, se activa una protección para evitar que la puerta de la lavadora sea abierta ya que en este ciclo se alcanza una alta velocidad que puede ocasionar lesiones, sobre todo a los niños.

En este ciclo pueden ocurrir los siguientes problemas

  1. No se inicia el ciclo de Centrifugado
  2. Inicia pero se mueve muy lento
  3. Inicia pero no se mueve la canasta, solo se mueve el plato agitador
  4. Presenta ruido alto
  5. La lavadora de ropas “baila” se mueve de su sitio

El primer problema es ocasionado muy frecuentemente porque el interruptor o suiche de puerta está estropeado, también lo ocasiona que el sensor de presión o presostato no de la señal de que la tina está vacía, es decir, que el agua fue drenada, un fallo en la bomba puede ocasionar que el agua no se drene en ningún momento.

El segundo problema lo puede ocasionar un problema en el capacitor del motor, lo que hace que gire muy lentamente, si la correa está desgastada también ocasiona que la canasta gire lentamente.

El tercer problema puede suceder si el motor de drenado o motor drain este defectuoso pues no acciona el embrague, fallas en el embrague y en la transmisión

El cuarto problema puede deberse a objetos que se alojaron en la canasta de la lavadora (el tanque que presenta los agujeros) o se ha desajustado o estropeado la transmisión.

El quinto error se presenta cuando la lavadora de ropas se encuentra desnivelada, o en definitiva la suspensión de la misma presenta fallos, para poder verificar esto, se hace necesario primero que nada, nivelar la lavadora con las patas delanteras que son atornillables y un nivel de burbuja.