RED LATINOAMERICANA DE CONFERENCISTAS - Productos, ofertas, noticias

Artículos

El consejo de la araña

hace 2 meses

Hace unos días leí un artículo en la (Revista Diners, 2005)… sobre el trabajo constante, dedicado y persistente de nuestras diminutas hermanas arácnidas (como las llamaría San Francisco de Asís), analizo todo lo que en la vida perdemos por la falta de control al tener que enfrentar un fracaso, una pérdida, un miedo, una situación que nos saca de nuestra zona de confort.

A veces, nos olvidamos de esos pequeños hilos que hacen la diferencia en el tejido de nuestra creación, desviamos la atención cambiando el camino que llevábamos y el objetivo que teníamos se desvanece en nuestra angustia de encontrar resultados rápidos.

Esa cultura facilista, acelerada, mentirosa de éxitos inmediatos sin trabajo, sin planificación, sin inversión, sin firmeza, hace que las frustraciones humanas sean cada vez mayores. Al primer intento fracasado, la mayoría de los que hoy nos proclamamos emprendedores, desistimos del entusiasmo que nos llevó a tomar el camino de la libertad y el emprendimiento. Y obviamente no faltan aquellos que presos de su profunda incredulidad, nos dirán. “búscate un trabajo”. ¿Acaso, emprender no es trabajar? Los resultados del emprendimiento no son inmediatos, cuando se tiene la fortuna, por llamarlo de alguna manera que no suene a un resultado producto de una buena lanzada de cartas del tarot, cuando esa “fortuna” es rápida, lo interesante es mantenerla y equilibrarla y es ahí donde la lectura de nuestras hermanas arácnidas nos enseñan tanto. ¿Qué sería de un grupo de arañas si en la construcción de su tejido, por alguna razón se destruyera y abdicaran en el primer intento? simplemente la especie no hubiera sobrevivido, puesto que la manera de llegar a su objetivo, y el objetivo mismo hubieran quedado sin sentido.

De la misma forma nos sucede a los seres humanos en todos los aspectos de nuestra vida tanto profesional, como laboral o empresarial y especialmente en nuestro interior,  dejamos de tejer nuestro destino, dejamos de creer en nuestras capacidades, se nos olvida nuestro potencial y renunciamos, cuando nos damos cuenta, otros que trabajaron como las arañas, las hormigas, las leonas, las abejas y tantas otras especies que insisten en sus estrategias organizadas para sobrevivir, no sólo han llegado al objetivo, sino que seguramente nos tomaron ventaja en este mundo tan competitivo.

Esperar que los resultados se den de forma rápida, cómoda y gratis, únicamente es un sofisma de distracción que nos desvía de la construcción de nuestro tejido que nos puede llevar al éxito.

Y, ¿Quién dijo que el camino es fácil?, claro muchas veces las cosas no saldrán como lo esperábamos, pero si no continuamos construyendo, jamás vamos a ver terminada la obra.

Lyda De La Espriella Arellano. Mgr.

 

Revista Diners. (2005). Consejos de liderazgo… ¿de la araña? Diners, Edición 418.

Por qué “Inteligencia Emocional en la Educación“

hace 2 meses

Nos preparamos académicamente desde la más tierna infancia, primero en el pre escolar, luego la primaria, secundaria, y así vamos obteniendo conocimiento que tendrá que ver con nuestro desarrollo profesional, la carrera o profesión que elegimos seguir, y de la cual viviremos gran parte de nuestra vida activa.

Esto no nos enseña a manejar  las emociones, ya sea propias o ajenas;  tampoco al trato con otras personas y aún menos, en la forma de entender y de sentir de los demás.

Si usted es Director o Directora  de un colegio público o privado, o  Rector o Rectora,  o Decano o Decana, de una Universidad, pública o privada, como son sus días, su relacionamiento con el profesorado,   con los alumnos, que cosas les preocupa y les quita el sueño, que lo limita en su gestión, seguro la parte más pesada es como usted se siente internamente, y si fuera usted un Profesor o Profesora, o Maestro o Maestra, como se sentiría?

Si usted es un directivo o gerente de una compañía, seguramente su capacitación curricular y la especialización en su área de trabajo ha sido la apropiada. Quizás también realizo usted un “post grado” o una “maestría” y es excelente.

La pregunta ahora es ¿aprendió usted en estos procesos, el manejo adecuado de las emociones de otras personas al gestionar su responsabilidad en el cargo que ocupa?, ¿aprendió también la respuesta  las presiones de un superior o directivo, que solicita informes de su trabajo en forma continua y recurrente, o ¿tiene claro cómo abordar  un problema de relacionamiento entre sus colaboradores en su área de influencia? ¿Tiene claro cómo abordarlo y cómo esto puede generar problemas en la productividad, ambiente laboral etc.?

Es usted un líder inclusivo, que tiene claro las diferencias generacionales en  institución académica o de enseñanza, y actúa en consecuencia, o ¿es usted muy autoritario, dejando poca oportunidad al dialogo? Le molestan sus alumnos, su comportamiento, o algunos de sus compañeros de trabajo o colaboradores.

Pues entonces, le propongo en este libro, un viaje de experiencias y vivencias propias y ajenas, en marco del cual se verá seguramente reflejado, obteniendo quizás algunas respuestas, que seguramente podrán cambiar su manera de liderar y sus resultados.

Y no me refiero a las áreas técnicas de su trabajo, sino al manejo de situaciones y a la manera de comunicarse con los demás.´

Introducción

Cada uno de nosotros desde el lugar que nos toque, o el lugar al que logremos acceder, necesitamos trabajar por los proyectos que ayuden a cambiar realidades, en nuestros entornos, nuestros países, sus sociedades, su gente, en el transcurso de los años, la enseñanza a todo nivel, ha cambiado, se transformó, desde el alumno al docente, más allá de los programas de estudio,  que en muchos de nuestros países se has desgastado o perdido su  vigencia, existen otros aspectos  importantes a valorar, como por ejemplo, que cambios existen en la tecnología, en los alumnos, y sus entornos, en los docentes y sus realidades, los cambios generacionales, la comunicación, los valores, los paradigmas implantados, los motivos que nos mueven y mucho más, en el presente libro llevare a lector algunas herramientas de cambio, y una visión completamente inclusiva y polivalente, se transmitirán las herramientas de “Inteligencia Emocional” en EL ALUMNO , EL DOCENTE, LA FAMILIA y EL AULA.  Pretendiendo crear un puente entre las partes, desde la empatía, el cambio de visiones, y poner en primer lugar de manera indefectible, los objetivos finales, que son Enseñar y Cambiar y por supuesto, una visión muy amplia de lo que el “cerebro”, influye en  las acciones y emociones de las personas, según los aportes extraídos de autores contemporáneos, como el Dr. Facundo Manes, y el Dr. Estanislao Bachrach.

Necesitamos volver a dar importancia a ”La Persona”, al alumno sin guardapolvos, el niño que juega, que llora, que quizás no tiene un entorno que lo contenga, al docente que comprometido trabaja por su alumno, más allá de las horas por las que se les paga, a la familia que ha salido toda a trabajar y perdió la posibilidad de compartir con sus hijos “el hacer las cosas juntos”, se mostraran experiencias en países donde el incursionar en “Inteligencia Emocional en la Educación” cambio la realidad y el futuro de muchos, y en las generaciones por venir.

HABLEMOS DE EDUCACIÓN EMOCIONAL

Es una época difícil, tenemos mucha información al alcance de la mano, con solo un clic en el celular o el ordenador, tenemos información que en otras épocas quizás nunca llegarían a nuestra vida en forma de aprendizaje por medio del estudio, por ejemplo en los últimos 10 años los científicos aprendieron más del cerebro que casi en toda la historia de la humanidad, nos comunicamos con personas a miles de kilómetros , con solo desearlo, pero que hay de nuestras emociones, como podemos incorporar a nuestra manera de sentir lo que vivimos a diario, yo le llamo “NUESTRA BIBLIOTECA DE VIDA” todos tenemos vivencias en la infancia, niñez, adolescencia, juventud, madurez y vejez, a estos les llamo Procesos Internos de Aprendizaje, dependiendo de nuestra “Educación Emocional” nos convertimos en vencedores, o padecemos la vida, en ocasiones las personas olvidamos momentos críticos o simplemente como me dijo alguien alguna vez, “Guardo esa experiencia en un Frízer que debo tener en el cerebro”,  corremos de esos momentos, si bien en parte es una forma de protección, también dejamos de lado el proceso de aprender de la experiencia, la “EDUCACIÓN EMOCIONAL”, es aprender de las situaciones vividas, aprender del miedo, la frustración, la inseguridad, pero por lo general no lo enfrentamos y creemos que así es más sano para nuestra tranquilidad personal. Es vital enseñar a los niños y jóvenes a conocer y gestionar su emociones, este proceso, no solo le ayudará a tener una vida feliz, también será una herramienta para rendir más desde el aprendizaje y sus primeras experiencias con los estudios, y sus resultados.

 

QUE ES LA “INTELIGENICA EMOCIONAL”

“Inteligencia Emocional”, es llevar nuestra “inteligencia” a nuestras “emociones”, existen 5 habilidades básicas que componen la columna vertebral de la “IE”, ella son Autoconsciencia,  Autocontrol, Empatía, Motivación, y Relacionamiento Social.

Utilizarlas juntas, en el mismo momento con la misma persona, en la misma situación, es un desafío que pocos pueden lograr,  pero los resultados pueden parecer mágicos por los cambios que generan en momentos críticos, hasta hace algunas décadas atrás el (C.I.) Coeficiente Intelectual, era la fortaleza del éxito y la clave para medir  las posibilidades de logros de una persona, en la actualidad y cada vez más, necesitamos incorporar la (I.E) en todos los niveles del ser humano, en el trabajo, en la casa, con su familia, al conducir un vehículo, al gerenciar una multinacional, o una pequeña compañía, o dirigir un país, y por supuesto todo lo demás se vería favorecido si lo incluimos en LA EDUCACION, gestionar emociones propias y ajenas, es muy importante para el relacionamiento interno en todos los ámbitos, en la educación, este aspecto entre alumnos, padres, docentes y directivos puede influir en el aprendizaje y desarrollo del niño y por lo tanto de las personas en su entorno.

Por un lado tenemos el recibir los conocimientos de (I.E) y por otro lado se encuentra la capacidad de incorporar los cambios pertinentes, y cambiar con el nuevo conocimiento, como actuamos en determinadas situaciones que lo ameriten, como en todos los aspectos, de la teoría a la práctica puede haber un gran trecho, y como hablamos de nuestras emociones puede ser mucho más difícil el proceso de aprendizaje.

Cada vez que sucede algo inesperado en tu diario vivir, te puede cambiar el estado de ánimo, tu rendimiento, su trato con tu entorno, aún cómo te sientes contigo mismo, el identificar las emociones y actuar en consecuencia es importante para permanecer, pero también es vital aprender a gestionarla emociones y respuestas.

 

IDENTIFICAR LAS EMOCIONES ES VITAL PARA SUBSISTIR

La Emoción es un estado complejo que se genera ante un hecho o situación determinada, interna o externa, no tiene mucha duración pero en el corto tiempo que se manifiesta, puede generar reacciones o respuestas en usted, que no son las indicadas.

Es importante identificar como nos sentimos, y luego que  produce ese sentimiento, hablamos primero de estos temas, porque es muy importante para utilizar recursos, para no quedarnos mal ante situaciones determinadas, durante más tiempo del necesario, es claro que las cosas que suceden a nuestro alrededor, generan emociones, y por lo tanto en pensamiento, una acción y a veces un sentimiento

Ante un hecho o estimulo, se genera la emoción, esta emoción genera un sentimiento, y este un pensamiento, y el pensamiento una acción y luego si no cambiamos lo que pensamos, todo se repite, a partir del pensamiento, digamos que usted tiene un choque pequeño con su vehículo, y aunque no fue su culpa, los dos autos involucrados se dañan, si usted sique pensando en el hecho, una y otra vez, seguirá sintiendo la misma rabia, o frustración, o miedo que en el comienzo, en cambio si lleva su mente lejos de la situación y asume lo sucedido, su estado de ánimo cambiara, por lo tanto también su emocionalidad y el sentimiento desaparecerá, la clave está en el pensamiento, luego volveremos a este punto del pensamiento, la mente y el cerebro.

FELICIDAD   TRISTEZA    ENFADO

De ellas surgen todas las demás emociones, por lo tanto, conociendo y gestionando de manera adecuada estas 6 emociones, encontraremos la llave, para la gestión de las otras muchas emociones que nos afectan a diario.

 

LA DIFERENCIA ENTRE CEREBRO Y MENTE

 Es interesante compartir algunos conocimientos, ya que el objetivo final, siempre es “llevar agua al molino de la educación”, es decir, “todo suma”, para que usted disfrute su trabajo y genere cambios en sus entornos y en sí mismo.

La definición más práctica para explicar, la encontré en el Dr. Estanislao Bachrach, en su libro (ENCAMBIO), que dice que “El Cerebro”, es como el hardware y “La Mente”, es como el software, el cerebro está constituido por tus neuronas y sus conexiones, llamadas (Sinapsis), las cuales forman circuitos o cables, los cuales según los últimos descubrimientos de la neurociencia, se pueden modificar, la mente en cambio, son tus “Pensamientos y Emociones”, que corren por el sistema operativo que es el cerebro,

Me costó bastante tiempo de estudio y análisis e investigación llegar a comprender más cabalmente como funcionamos, desde el escenario “Cerebro Mente”, trataré a continuación de llevar a ustedes, lo aprendido, para fijar el conocimiento inamovible y cierto, de que “Podemos Cambiar” lo que pensamos, lo que sentimos, lo que hacemos, buscando las raíces de las emociones que tenemos, pero además sabiendo que tras un esfuerzo de nuestra parte, todo se puede.

Es verdad que nuestros pensamientos, generan nuestras emociones, pero también es real ,que podemos cambiar la forma de pensar, pensamos de determinada manera, basados en el conocimiento o no que tengamos de un tema, basados también en lo aprendido en los primeros años de vida hasta la juventud, en la influencia que tengamos de nuestros entornos familiares, laborales, sociales, culturales, y que tan influenciable somos, depende de lo que pensamos, pareciera ser un circulo que da vueltas, pero en realidad todo está conectado directa e indirectamente, esto tiene que ver con lo que percibimos, como vemos la realidad, a que cosas le damos valor, que priorizamos, todo esto pasa por “La Mente”, Un pensamiento no se puede tocar, pero tiene el poder para hacerte actuar.

“El Cerebro”, es el lugar en donde tus pensamientos, pueden modificar tus acciones, al igual que las emociones y sentimientos, allí modifican o no tu comportamiento. 

El “cerebro”, está formado por tres capas bien diferenciadas, el “Cerebro Reptil”, la parte más antigua del “cerebro humano”, el  área intuitiva, todo lo que hacemos de manera automática se genera en ésta área, luego con el transcurso de los años y a causa de las experiencias vividas y los entornos, para la superación y cambio de las personas, apareció el “Cerebro Límbico”, el mismo tiene que ver con las emociones, desde éste momento el cerebro comenzó a sentir emociones y actuar en consecuencia, muchos años después, hace unos 200 millones de años según la ciencia, apareció el “Cerebro Racional o Neocortex”, recién allí el ser humano comenzó a analizar las cosas de manera racional, quiere decir, que el “Cerebro Humano” , tiene mucha experiencia en reaccionar o intuir, y en lo primero es en lo que necesitamos trabajar más, porque está más instalado en nosotros desde el comienzo , le sigue lo emocional, o sea en este aspecto, no tenemos tanta experiencia, y sin embargo el 95 % de las decisiones que tomamos a diario, son emocionales, es decir que quizás muchas de estas decisiones, no están tan bien tomadas, ya que los aspectos racionales, son más nuevos para el cerebro, y necesitan en cierta forma desplazar la influencia de otras áreas para lograr mayor equilibro.

Pero por suerte, el cerebro “aprende y cambia”, y esto es genial para nuestro crecimiento personal y profesional.

El propósito de incluir estos conocimientos en este libro es para ilustrar como funcionamos, y conociendo este hecho, que acciones podemos tomar para hacer de nuestros trabajos y experiencias un lugar más amigable y feliz.

Cada habilidad que tenemos, o cada aspecto de nuestra vida, por ejemplo, el trabajo, y dentro de esto , las habilidades profesionales, el trato con los entornos, nuestra disposición para aprender o cambiar, el deporte y que tan bueno nos volvemos, el arte, la comunicación, la empatía, o cualquiera de las habilidades blandas o duras, etc.  están vinculadas a un grupo de “Neuronas”, que tienen que ver con estas áreas, estas están conectadas por “Sinapsis”, que forman “cables o circuitos”, que se comunican entre sí, e influyen en tu actuar diario ante situaciones diversas, cualquier acción que incorporemos, o hábitos nuevos, cambiaran de manera inequívoca, las conexiones neuronales, que tienen que ver con esta habilidad.

“LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE”.

 Hoy la neurociencia nos enseña que cuando participamos de una clase, un taller, una conferencia, o cualquier capacitación, nuestro cerebro retiene entre un 5 y 7 % de lo desarrollado en la actividad, es decir que hay mucho que queda en el camino y quizás sea importante, hoy sabemos que aprendemos por emociones, y también necesitamos tener una “motivación” determinada alineada al aprendizaje, y no podemos motivarnos si la existencia de “La Atención”, estas son las claves del aprendizaje a todo nivel, por esta razón en las aulas en colegios y universidades es necesario incorporar herramientas o recursos, que primero logren la Atención del auditorio,  necesitan tener una motivación y en los expositores, o docentes esta la habilidad de generar en ellos la atención, me viene a la mente una historia que se generó en algún lugar, y que ha recorrido el internet, pero es bastante gráfica para ilustrar lo que quiero expresar, viendo una experiencia personal, de un inspector de secundaria,

“Y LA EDUCACIÓN ES PARTE DE ESTOS PROCESOS”,

De manera individual, dependiendo de lo que cada uno quiera cambiar, pero su resultado no solo lo afectara a usted, sino que además lo hará con sus entornos.

QUIENES SON PARTE

Es importante tomar en cuenta quienes son partes en la educación, como interactúan, y que papel les toca a cada uno en este escenario, lo primero en interpretar, es que los entornos, los alumnos, los docentes, la tecnología, la comunicación, y la manera de percibir han cambiado, no es el mismo, y sin embargo todos trabajan juntos,  esto genera algunos desencuentros, nuestra idea es transmitir diferentes acciones a tomar con el fin de potenciar los resultados en el aula, pero además, mejorar el relacionamiento interno, el cual es vital para tener mejor ambiente laboral, y mayores resultados en la gestión, no solo del docente, sino además de todos los involucrados.

  

Hay algo que dice que “Cuando Cambiamos la forma de ver las cosas, las cosas que vemos Cambian”, por esta razón trataremos de transmitir la idea de ver a los diferentes actores en la educación desde las habilidades de “Inteligencia Emocional”, a saber, Autoconsciencia, Autocontrol, Empatía, Motivación y Relacionamiento Social, esto nos da una perspectiva diferente ante cada situación, si logramos crear  una “guía de procedimientos“, obtendremos mayores beneficios personales e institucionales, si bien el objetivo es la educación de niños, jóvenes y adultos a todo nivel, al pensar en las tres áreas (Alumno, Familia, Docente), desde una visión más empática e igualitaria, nos llevará a un nivel más alto de desempeño, resultados y por lo tanto también felicidad.

EL ALUMNO

Si bien se conoce la realidad que viven los docentes en Latinoamérica, con aulas sobrepobladas, poco tiempo de desarrollo y programas estructurados desde el “estado”, que además apuntan a el logro de “porcentajes”, de asistencia, y rendimiento que a veces distan de la realidad, ya que se prioriza antes de la real educación, en qué lugares aparecen los países según los índices a nivel internacional, en las áreas de enseñanza o educación, aún existen oportunidades de generar cambios y fortalezas a los involucrados.

La primer pregunta es ¿Qué conoce usted de sus alumnos?,

EL SINDROME DEL EMPERADOR (en el niño)

Esto comienza en los hogares entre padre e hijos, y luego se duplica con algunas modificaciones en el colegio entre el niño y sus profesores, en la antigüedad, los emperadores tenían el poder de decidir entre la vida y la muerte de los que  desfilaban por “El Coliseo”, solo existía su voluntad, los especialistas analizaron que estos comportamientos en los niños comienzan a los tres años de edad aproximadamente y se manifiesta entre 3 a 7 niños de cada 100, se manifiesta más en niños que no se les enseñan límites ni reglas y se adapta  a otros entornos como por ejemplo el colegio, es como una lucha de poder, en la que la voluntad del niño (debe ser cumplida), este hecho sorprende a muchos padres en especial de generaciones más recientes, y en ocasiones deciden otorgar todos los requerimientos de los niños para que éste cambie de comportamiento, se ha puesto sobre la mesa para padres y docentes, la importancia de los derechos del niño, la manera de hablarle, de qué manera reprenderlos sin cruzar determinadas líneas que antes no existían como tal, los niños quieren hacer prevalecer este privilegio en el colegio, donde todo se vuelve más confuso, y tanto los docentes como los directivos de los institutos de enseñanza, encuentran un desafío que hasta el momento parece no tener mayores soluciones.

El Autor Coach y Conferencista Internacional, Director General para Paraguay de la “RED LATINOAMERICANA DE CONFERENCISTAS, es Presidente. Del Capítulo Paraguay, del “CENTRO IBEROAMERICANO DE COACHING”, miembro de (CLC) “La Comunidad Latinoamericana de Coaching”, y de la (FICOP) Federación Internacional de Coaching Ontológico, Director de la escuela de Coaching y Liderazgo en Paraguay, que lleva su nombre.

“Experto en Inteligencia Emocional en la Educación”,  su experiencia en el área de “Inteligencia Emocional” esta cimentada en años de estudio e investigación en el tema, realizando conferencias y capacitaciones en decenas de universidades en la región, y empresas de primer nivel, en sus departamentos de Recursos Humanos, escribió hasta la fecha tres libros, sobre Inteligencia Emocional, y uno de Autoayuda,  Creo el proceso de Coaching y Mentoring “6 Semanas para el Cambio” mediante el cual empresas de primer nivel han cambiado la realidad de algunos de sus líderes, y por lo tanto sus resultados, realiza actividades de capacitación en Uruguay, Paraguay, Bolivia, y Perú, , su mayor anhelo, además de compartir más tiempo con sus hijos, (por un tema de distancias) es generar cambios en la Educación y el Liderazgo, utilizando los conocimientos de las habilidades de “Inteligencia Emocional , Innovación y Cambio”  en esas áreas en las sociedades que visita.

www.luishermo.com

La Actitud Positiva hace la Diferencia

hace 2 meses

Permítanme comenzar con la siguiente pregunta: ¿Cuál es tu actitud diaria al despertar cada mañana?… Tú mejor que nadie te conoces y sabes la respuesta.

Si desde que amanece tienes actos negativos tu día será negativo, ya que como se dice lo negativo atrae a lo negativo, por ejemplo discutes en el desayuno con un familiar por equis motivos, luego llegarás a tu universidad, trabajo, visitar a alguien, o hacer un negocio de mal humor, lo cual generará en ti mucha inseguridad por traer contigo los pensamientos negativos que generaste a muy tempranas horas.

Así que despierta respira,  respira, respira y genera actos positivos para que tu día sea positivo.

El éxito de muchos personajes en el mundo se debe principalmente a su actitud mental positiva, su disposición a estar siempre bien a pesar de sucesos o experiencias negativas.

En referencia a una reflexión que hizo el gran Maestro Miguel Ángel Cornejo sobre el vaso lleno para un niño en su formación, comparo este vaso en los dos tipos de actitudes principales que puede tener el ser humano, y doy un ejemplo a continuación.

TU ACTITUD NEGATIVA puede ser un vaso lleno de adversidad, amargura, rencor, odio.

TU ACTITUD POSITIVA puede ser un vaso lleno de valores, ternura, amor, felicidad, entrega total a tus sueños.

Tú decides de qué llenar tu vaso…

Científicos manifiestan que en la mayoría de las personas el 80% de sus pensamientos son negativos.  Quizás una entrevista de trabajo, un examen, una propuesta, una venta; las personas se anticipan a lo que va a pasar y piensan que el resultado será negativo. Todo lo contrario, debemos acostumbrar a nuestra mente a siempre ir con seguridad, que si es un sí bienvenido sea y que si es un no, es para intentarlo nuevamente e ir con mucha mayor actitud para un sí.

Claves para pasar de una actitud negativa a positiva:

Rompe tus cadenas mentales

Fortalece tu autoestima

Convierte tu sonrisa en un hábito

Sé más paciente

Practica también la disciplina personal

Escucha música motivadora, que te alegre la vida

Ayuda a los demás

Si quieres empezar este cambio de actitud, debes también evitar a las personas negativas, porque se dice que siempre tienen un problema para cada solución. Por otro lado no te sientes a escuchar penas, cambia la actitud automáticamente y empieza a descubrir las cosas positivas que pueden existir en la persona que está a tu lado. Rodéate de aquellas que te inspiren, motiven y ayuden a ser mejor, que sean constructivas en tu vida.

Si tú mantienes una actitud positiva siempre, a pesar de las dificultades, adversidades, obstáculos que encuentres en el camino, podrás descubrir que la vida es demasiado hermosa y que vale la pena vivirla a plenitud, debes saber valorar lo que tienes y luchar por lo que verdaderamente quieres, y es precisamente en estos momentos que se me viene a la mente la siguiente frase de Maxwell Maltz… “La gente que dice que la vida no vale la pena, están equivocados, por lo que realmente están diciendo es que no tienen metas que valen la pena. Fíjate una meta por la que valga la pena luchar sin parar”.

Pienso también que las personas que tienen metas, sueños y que verdaderamente tienen claro su propósito en esta vida, se enfocarán tan apasionadamente en lograr lo que se proponen que no perderán el tiempo en excusas, en pensar de manera negativa o pesimista.

Si tienes un por qué vivir vas a encontrar el cómo. Si en un momento dices, a mí me gustaría hacer esto… ya tienes un por qué vivir. Mientras te levantes cada día y sigas respirando ya tienes algo quehacer, ponte de pie y cúmplelo, el ser disciplinado con un cambio de actitud te ayudará a lograrlo.

Quiero contarte una de mis recientes experiencias donde he reflejado mi buena actitud frente a una situación adversa; sucede que hace unas cuatro semanas atrás iniciamos con unos colegas un Coaching para Niños y me sentía muy mal, descompensado, desganado, por un tema de salud, pero sentía que había un pequeño porcentaje de fuerzas para ir a cumplir con mi compromiso y así fue, hice todo lo que tenía que hacer para ponerme de pie y fui, al llegar e interactuar con los niños mi mente se centró en ellos que por ese tiempo sentí una mejoría enorme, entendí en ese momento que si nuestra mente se centra en el estado negativo que te sucede puedes empeorar, y que por lo contrario si buscas las cosas positivas que hay a tu alrededor ayudarás a tu propia mejoría. Me di cuenta también que cuando uno está realmente comprometido con sus sueños, con su misión de vida, con su prójimo, no hay excusas que te impidan avanzar.

Y es que el mantener una actitud positiva es estar entusiasmado con lo que uno hace, porque hay una meta, un objetivo, un sueño que cumplir y es por eso que debemos sacar esa pasión que llevamos por dentro para poder conmover y generar emociones en los demás. A veces basta una palabra positiva que digas e inspiró a alguien, aportaste en su vida, ayudaste a dar el siguiente paso que es sentirte útil y valioso en este mundo.

No basta con la actitud para el éxito, primero debes tener metas bien definidas, un plan de acción. Por ejemplo, el joven que quiere enamorar a una señorita, es muy probable que si no ha planificado la conquista y en la primera cita va de frente a preguntarle si quiere ser su enamorada, la respuesta sea un no; muy por el contrario si elabora un plan para conocerse, salir como amigos, descubrir cosas importantes en cada uno y manteniendo el respeto, a la misma pregunta la respuesta en este caso es muy probable sea un sí.

Si aplicas estos consejos, el tener una actitud positiva te permitirá fortalecer tus capacidades al máximo y poder alcanzar muchas de las cosas que quieres en tu vida. Eso sí, hay que ser realistas que el mantener una actitud positiva no te solucionará todos los problemas, pero te encaminará a que las cosas que te suceden mejoren notablemente.

Conviértete en una persona extraordinaria y sé el propio protagonista de tu historia.

“Me despido diciéndote  que verdaderamente puedes aportar mucho a tu vida si cambias tu actitud.”

Autor: Ronald PerzCob

Conferencista Internacional de Alto Impacto

Miembro Acreditado de la RLC

La Actitud Positiva hace la Diferencia

hace 2 meses

Permítanme comenzar con la siguiente pregunta: ¿Cuál es tu actitud diaria al despertar cada mañana?… Tú mejor que nadie te conoces y sabes la respuesta.

Si desde que amanece tienes actos negativos tu día será negativo, ya que como se dice lo negativo atrae a lo negativo, por ejemplo discutes en el desayuno con un familiar por equis motivos, luego llegarás a tu universidad, trabajo, visitar a alguien, o hacer un negocio de mal humor, lo cual generará en ti mucha inseguridad por traer contigo los pensamientos negativos que generaste a muy tempranas horas.

Así que despierta respira,  respira, respira y genera actos positivos para que tu día sea positivo.

El éxito de muchos personajes en el mundo se debe principalmente a su actitud mental positiva, su disposición a estar siempre bien a pesar de sucesos o experiencias negativas.

En referencia a una reflexión que hizo el gran Maestro Miguel Ángel Cornejo sobre el vaso lleno para un niño en su formación, comparo este vaso en los dos tipos de actitudes principales que puede tener el ser humano, y doy un ejemplo a continuación.

TU ACTITUD NEGATIVA puede ser un vaso lleno de adversidad, amargura, rencor, odio.

TU ACTITUD POSITIVA puede ser un vaso lleno de valores, ternura, amor, felicidad, entrega total a tus sueños.

Tú decides de qué llenar tu vaso…

Científicos manifiestan que en la mayoría de las personas el 80% de sus pensamientos son negativos.  Quizás una entrevista de trabajo, un examen, una propuesta, una venta; las personas se anticipan a lo que va a pasar y piensan que el resultado será negativo. Todo lo contrario, debemos acostumbrar a nuestra mente a siempre ir con seguridad, que si es un sí bienvenido sea y que si es un no, es para intentarlo nuevamente e ir con mucha mayor actitud para un sí.

Claves para pasar de una actitud negativa a positiva:

Rompe tus cadenas mentales

Fortalece tu autoestima

Convierte tu sonrisa en un hábito

Sé más paciente

Practica también la disciplina personal

Escucha música motivadora, que te alegre la vida

Ayuda a los demás

Si quieres empezar este cambio de actitud, debes también evitar a las personas negativas, porque se dice que siempre tienen un problema para cada solución. Por otro lado no te sientes a escuchar penas, cambia la actitud automáticamente y empieza a descubrir las cosas positivas que pueden existir en la persona que está a tu lado. Rodéate de aquellas que te inspiren, motiven y ayuden a ser mejor, que sean constructivas en tu vida.

Si tú mantienes una actitud positiva siempre, a pesar de las dificultades, adversidades, obstáculos que encuentres en el camino, podrás descubrir que la vida es demasiado hermosa y que vale la pena vivirla a plenitud, debes saber valorar lo que tienes y luchar por lo que verdaderamente quieres, y es precisamente en estos momentos que se me viene a la mente la siguiente frase de Maxwell Maltz… “La gente que dice que la vida no vale la pena, están equivocados, por lo que realmente están diciendo es que no tienen metas que valen la pena. Fíjate una meta por la que valga la pena luchar sin parar”.

Pienso también que las personas que tienen metas, sueños y que verdaderamente tienen claro su propósito en esta vida, se enfocarán tan apasionadamente en lograr lo que se proponen que no perderán el tiempo en excusas, en pensar de manera negativa o pesimista.

Si tienes un por qué vivir vas a encontrar el cómo. Si en un momento dices, a mí me gustaría hacer esto… ya tienes un por qué vivir. Mientras te levantes cada día y sigas respirando ya tienes algo quehacer, ponte de pie y cúmplelo, el ser disciplinado con un cambio de actitud te ayudará a lograrlo.

Quiero contarte una de mis recientes experiencias donde he reflejado mi buena actitud frente a una situación adversa; sucede que hace unas cuatro semanas atrás iniciamos con unos colegas un Coaching para Niños y me sentía muy mal, descompensado, desganado, por un tema de salud, pero sentía que había un pequeño porcentaje de fuerzas para ir a cumplir con mi compromiso y así fue, hice todo lo que tenía que hacer para ponerme de pie y fui, al llegar e interactuar con los niños mi mente se centró en ellos que por ese tiempo sentí una mejoría enorme, entendí en ese momento que si nuestra mente se centra en el estado negativo que te sucede puedes empeorar, y que por lo contrario si buscas las cosas positivas que hay a tu alrededor ayudarás a tu propia mejoría. Me di cuenta también que cuando uno está realmente comprometido con sus sueños, con su misión de vida, con su prójimo, no hay excusas que te impidan avanzar.

Y es que el mantener una actitud positiva es estar entusiasmado con lo que uno hace, porque hay una meta, un objetivo, un sueño que cumplir y es por eso que debemos sacar esa pasión que llevamos por dentro para poder conmover y generar emociones en los demás. A veces basta una palabra positiva que digas e inspiró a alguien, aportaste en su vida, ayudaste a dar el siguiente paso que es sentirte útil y valioso en este mundo.

No basta con la actitud para el éxito, primero debes tener metas bien definidas, un plan de acción. Por ejemplo, el joven que quiere enamorar a una señorita, es muy probable que si no ha planificado la conquista y en la primera cita va de frente a preguntarle si quiere ser su enamorada, la respuesta sea un no; muy por el contrario si elabora un plan para conocerse, salir como amigos, descubrir cosas importantes en cada uno y manteniendo el respeto, a la misma pregunta la respuesta en este caso es muy probable sea un sí.

Si aplicas estos consejos, el tener una actitud positiva te permitirá fortalecer tus capacidades al máximo y poder alcanzar muchas de las cosas que quieres en tu vida. Eso sí, hay que ser realistas que el mantener una actitud positiva no te solucionará todos los problemas, pero te encaminará a que las cosas que te suceden mejoren notablemente.

Conviértete en una persona extraordinaria y sé el propio protagonista de tu historia.

“Me despido diciéndote  que verdaderamente puedes aportar mucho a tu vida si cambias tu actitud.”

Autor: Ronald PerzCob

Conferencista Internacional de Alto Impacto

Miembro Acreditado de la RLC