Manipulacion de Alimentos Barranquilla A Formar - Productos, ofertas, noticias

Artículos

Alimentación Binomio Madre-Hijo

hace 5 meses

Con el proyecto: “Binomio madre e hijo”, la Fundación Amiguitos Royal ha buscado fortalecer el vínculo esencial entre la madre y su bebé con el propósito de estimular la adecuada nutrición y el sano crecimiento de niños y niñas.

Partiendo del supuesto que este nuevo ser debe generar una sana conexión con el mundo para convertirse en un adulto feliz y productivo, requiere primariamente establecer un apego seguro y eficaz con su madre quien le provee del cuidado, el afecto y la percepción de seguridad que se necesita para tal fin. Por ello, la nutrición y el desarrollo de los niñ@s giran en torno al binomio madre-hijo.

La Fundación Amiguitos Royal ha orientado su trabajo a brindar educación y acompañamiento a madres gestantes, lactantes y hasta con niños de tres años, estimulando sus recursos afectivos y diligencia en el ejercicio de su maternidad.

El acompañamiento incluye los servicios de seguimiento nutricional y orientación educativa en temas de cuidados prenatales, promoción de la lactancia materna y de la alimentación saludable, prevención y manejo de las enfermedades prevalentes de la primera infancia, estimulación adecuada, fortalecimiento del vínculo afectivo con el bebé, herramientas para el fomento del juego como vehículo por excelencia del desarrollo infantil y creación de redes de apoyo y solidaridad entre ellas.

Algunas de estas madres también reciben capacitación para la vida productiva y oportunidades para la vinculación a la vida laboral.

Con este programa la Fundación Amiguitos Royal se hizo merecedora del Premio por la nutrición infantil que otorgó la Fundación Éxito en el año 2014.   

Alimentación Macrobiotica

hace 5 meses

La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Ying Yan y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias de Extremo Oriente, donde alimentación, medicina e incluso espiritualidad a menudo se presentan imbricadas.1 Aun así, se encuentran principios equivalentes a los de la alimentación macrobiótica en la mayoría de cocinas ancestrales del mundo entero, incluso en las occidentales (en especial el hecho de tomar cereales y otras gramíneas como alimento de base, bajo forma de grano o de harina).

Fue traída a Europa desde Japón a partir de los años treinta2 por George Ohsawa (1893–1966), un filósofo japonés inspirado por las enseñanzas del doctor Sagen Ishizuka y los discípulos de éste Nishibata Manabu y Shojiro Gotoque. Ohsawa también llevó las enseñanzas de la teoría macrobiótica a América por los años cincuenta, donde sus pupilos Herman Aihara, Cornelia Aihara, Tomio Kikuchi, Michio Kushi y Aveline Kushi y posteriormente los alumnos de éstos, la difundieron.